El esoterismo es una actividad que emplea diferentes métodos y técnicas para lograr sus fines, y una de las más conocidas es el tarot. El tarot tiene varios siglos siendo una mancia bastante consultada y como es común con casi todo, hay diferentes versiones de él, una de ellas es la baraja del tarot egipcio. Conocer el origen del tarot egipcio puede ayudar a entender estas cartas y ver por qué se diferencian de otros tipos de tarot.

Origen del tarot egipcio

Para entender el significado de las cartas del tarot egipcio y todo lo que las envuelve es importante conocer su origen y de acuerdo con fuentes estas cartas, ya denominadas como tarot egipcio, aparecieron aproximadamente alrededor del año 1789, siendo presentadas por un tarotista de aquél tiempo. Pero el verdadero inicio de las mismas va mucho más allá y está directamente relacionada con diferentes entidades egipcias a las que se les atribuía poder.

La mejor vidente: Luz Villanueva

Soy Luz Villanueva, Vidente desde que tengo uso de razón y estoy especializada en Tarot y Videncia sin Gabinete. Llevo más de 20 años dedicada en cuerpo y alma a aquello para lo que he nacido: adelantarme a los acontecimientos que están por venir y trasmitirlo a la persona que consulta conmigo.

El principal de todo esto era Thoth, a quien los egipcios consideraban un dios. Este se caracterizaba por estar relacionado con aspectos ligados al destino y al conocimiento de eventos a través la predicción, por lo que las cartas, el esoterismo y su objetivo van muy bien con los aspectos propios de Thoth.

A este ser se le atribuyeron muchos de los avances de la humanidad, entre ellos la escritura y el calendario, por lo cual el tiempo también forma parte de sus aspectos resaltantes. De igual manera, se dice que él fue el que elaboró el primer tarot egipcio.

Además, hay fuentes que indican que Thoth envió a los habitantes de la tierra un obsequio que consistía en 78 piezas de oro en forma de láminas, las cuales tenían inscritas en ellas diferentes datos que ofrecían información sobre la humanidad y muchos secretos referentes a esta y al mundo en general.

Se podría decir que esta es una de las versiones más comentadas sobre el tema, pues hay varias y todas ellas pueden variar en algún aspecto, pero lo cierto es que no hay algo que en realidad confirme cuál de todas las versiones es la correcta, así que eso seguirá siendo una curiosidad para algunos en el ámbito del tarot.

Como muchas otras cartas que sirven para el esoterismo, esta tiene entre sus objetivos brindar información para aquellos que presentan dudas sobre el futuro y lo hacen, en este caso, mediante los símbolos del tarot egipcio, que son un conjunto de imágenes y pequeños aspectos que se analizan para resolver dudas.

Cada tarotista escoge cuáles son las cartas que quiere interpretar y a partir de allí se dedica a conocer más sobre las mismas y lo que representan; a veces, hay personas que empiezan a estudiar más de un tipo de tarot, para tener más cartas que ofrecerle a su clientela.

Sea como sea, el tarot egipcio es una de esas cosas que son utilizadas con frecuencia y que tienen una historia bastante particular que aún no se ha descubierto del todo.

¿Cómo leer el tarot egipcio?

Si te preguntas cómo saber qué dicen las cartas del tarot egipcio, debes conocer que esta baraja está formada por 78 cartas, las cuales se separan entre los arcanos mayores y los arcanos menores, siendo una de las características que diferencian al mazo de los otros el hecho de que los arcanos menores no se separan en palos, sino que cada uno tiene una identidad propia.

Hay un total de 22 cartas para los mayores y uno de 56 para los menores. Durante la lectura se les da prioridad a los arcanos mayores del tarot egipcio y son esto los que se interpretan, incluyendo solo una carta de los otros pequeños; pero depende del tipo de interpretación.

Para leer este mazo se necesitan 6 ejemplares, los cuales se colocan en forma de pirámide y se estudian de acuerdo a la situación que se esté averiguando.

simbologia

Al igual que con otros tipos de tarot, las cartas se evalúan según como salgan y se tienen que analizar en conjunto para poder entender qué es lo que están transmitiendo sobre algún hecho.

Para aprender más sobre el tarot se debe estudiar por mucho tiempo y practicar hasta dar con el momento en se pueda entender qué es lo que el mazo dice, porque cada sesión puede ser diferente, sobre todo porque cada evento es distinto de los demás.

Muchos inician por comprar el tarot egipcio e intentar ver cómo funciona. El proceso es distinto para cada quien, pues los procesos de aprendizaje varían, al igual que el tiempo que cada uno le dedica a esto.

Simbología del mismo

Al ver las cartas egipcias reconocerás de inmediato los aspectos característicos de esta cultura, y la simbología del tarot egipcio muestra que la baraja presenta seres que eran considerados poderosos en conjunto con detalles que forman parte de algunas composiciones y que se encargan de ser un complemento para tener luego una idea completa de lo que la carta significa en el momento.

Cada uno de los ejemplares cuenta con algo que lo vuelve distinto a los otros, por eso es importante conocer cada carta muy bien, pues no hay que mezclar significados ni detalles, o confundirlos, porque si se interpreta todo de la manera adecuada, la información obtenida será más cercana a lo que va a pasar en el futuro.

Al momento de buscar respuestas en las cartas, es importante contratar solo a los profesionales en la materia para que tengas una sesión de calidad en la que recibas información sobre la situación que te preocupa de una forma que se caracterice porque los hechos ocurran, es decir, que las predicciones que te den se lleven a cabo.

Para eso te presento mis servicios, en los que me preocupo por darles a mis clientes unas sesiones que puedan contestar las preguntas que tienen y que no los dejan tranquilos. Con este trabajo vas a encontrar muchas explicaciones referentes a lo que estás viviendo de forma clara y en el menor tiempo que se pueda.

Llama ahora y escucha lo que las cartas tienen que comentar.